Este artículo está dirigido a asegurados que tienen cobertura de un seguro de gastos médicos para particulares.

Acudir al hospital ya es suficientemente estresante. Lo último que uno querría es ver una factura enorme que pensaba estaría cubierta por el seguro de gastos médicos. Pero las facturas sorpresa son frecuentes debido a la "facturación de saldos".

¿Qué es la facturación de saldos?

La facturación de saldos puede ser necesaria cuando un paciente recibe atención médica en un centro o de un médico que no es de la red. El centro o el médico luego facturan al paciente por cualquier monto que supere lo que permite la cobertura del seguro. La facturación de saldos puede costar a los pacientes miles de dólares.

Es posible que haya hecho su tarea y elegido a un médico y hospital dentro de la red de su cobertura, pero reciba igualmente facturas sorpresa. Los siguientes son algunos posibles motivos:

  • Muchos hospitales recurren a médicos externos para ayudar al personal en sus salas de emergencia. Estos médicos pueden no ser parte de la red de su cobertura.
  • Aunque haya planificado un procedimiento con un médico que pertenece a la red de su cobertura, es posible que reciba una factura por el saldo si un anestesiólogo, radiólogo u otro médico que participó de la cirugía no pertenece a la red.

¿Cómo puede evitar la facturación de saldo?

¿Qué puede hacer para evitar recibir una factura sorpresa? Al programar un procedimiento planificado*, pregunte si todos los profesionales, incluidos los anestesiólogos, radiólogos y otros son parte de la red de su cobertura.

Consultar esto también puede ayudar a su médico y a otras personas a tener más conciencia de este problema.

Si recibe una factura sorpresa por correo, pruebe lo siguiente antes de pagar la totalidad:

  • Llame al profesional que le facturó para consultarle si existen opciones para reducir el monto de la factura, programas de ayuda u opciones de pago.
  • Llame al hospital u otro centro donde se atendió para consultar por opciones para bajar el monto de la factura, programas de ayuda u opciones de pago.
  • Llame a Blue Cross and Blue Shield of Texas al número que figura en el reverso de su tarjeta de asegurado para consultar acerca de sus opciones.
  • Consulte con el ente regulador de seguros de su estado para ver si existe algún tipo de protección contra facturas de saldos.

Tomar estas medidas puede ayudarle a lograr que la factura se achique. En algunos casos, hasta puede hacer desaparecer por completo el monto que debe. Esa sería una sorpresa agradable.