Tal vez esté evitando realizarse un examen de detección de cáncer de colon porque cree que será doloroso o porque considera que no es necesario.  Pero debería saber que el cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer más común entre los estadounidenses y la segunda causa principal de muerte en los Estados Unidos. Los exámenes pueden detectarlo a tiempo, cuando todavía puede tratarse.

El creciente número de personas que se realizan exámenes preventivos ha disminuido las tasas de muerte por cáncer colorrectal, lo que demuestra que los exámenes funcionan realmente.

Blue Cross and Blue Shield of Texas (BCBSTX) recomienda que todas las personas entre 50 y 75 años de edad se realicen un examen.  Si en su familia hay antecedentes de la enfermedad o tienen otras afecciones que pueden provocar cáncer colorrectal, es probable que su médico quiera realizar exámenes un poco antes.

¿Cómo comienza el cáncer colorrectal?

El cáncer de colon por lo general comienza con un crecimiento llamado pólipo que se desarrolla en la pared interior del colon. Estos pólipos crecen lentamente a lo largo de muchos años. Cuando los pólipos recién comienzan a desarrollarse, todavía no son cancerosos, pero tienen el potencial de convertirse en cáncer. El riesgo de que un pólipo se vuelva canceroso aumenta a medida que crece.

Los pólipos pueden quitarse fácilmente antes de que se conviertan en un cáncer. Una vez que un pólipo se transforma en cáncer, es más difícil de tratar. 

Es posible que los pólipos precancerosos y el cáncer de colon en las primeras etapas no presenten síntomas. Un examen es la mejor manera de prevenir el cáncer de colon y de diagnosticarlo de manera temprana cuando hay mejores posibilidades de lograr un tratamiento exitoso. 

¿Cuáles son los síntomas?

Como el cáncer de colon en etapa temprana puede no presentar  ningún síntoma, los exámenes son importantes. Cuando aparecen los síntomas, es posible que ya haya crecido y se haya extendido, por lo que es más difícil de tratar.

Pero hay algunas señales de alerta a las que puede estar atento, entre ellas, estas:

  • Anemia, que causa síntomas como debilidad, fatiga excesiva y, a veces, dificultad para respirar
  • Sangrado rectal
  • Sangre en las heces o en el inodoro después de una evacuación
  • Heces oscuras o negras
  • Un cambio en los hábitos intestinales o en la forma de las heces que no se debe a un cambio en la dieta
  • Necesidad de evacuar cuando el intestino está vacío

¿Cuáles son las opciones de exámenes?

La colonoscopía es la prueba diagnóstica preventiva más común. Un médico usa un colonoscopio, un tubo flexible e iluminado que tiene una cámara integrada, para ver todo el recto y el colon y así detectar signos de cáncer. El médico hasta puede eliminar los pólipos precancerosos durante el procedimiento, y así se evita la formación de cáncer.

Algunas personas evitan la colonoscopía porque les parece dolorosa.  Pero el examen es rápido e indoloro. La persona está dormida durante el procedimiento, y dura menos de una hora.

Hay otras opciones de exámenes disponibles, con base en la recomendación de su médico:

  • Una prueba de sangre oculta en heces: el laboratorio analiza una muestra de heces para detectar sangre, un posible signo de cáncer.
  • Sigmoidoscopia: este procedimiento es similar a una colonoscopía, pero solo mira el recto y la parte inferior del colon.
  • Colonoscopía virtual: una tomografía computarizada que proporciona imágenes detalladas del colon.

La detección temprana a través de exámenes es clave. La detección temprana le brinda una mejor posibilidad de tener un tratamiento exitoso. Hable con su médico sobre las mejores opciones de exámenes para usted.

¿Puede usted prevenir el cáncer colorrectal?

Estos consejos para un estilo de vida saludable pueden ayudarle a protegerse del cáncer de colon:

  • Ingiera una dieta rica en frutas, verduras y fibra.
  • No consuma carne roja, asada ni procesada.
  • Evite fumar, consumir mucho alcohol y llevar un estilo de vida sedentario.
  • Haga ejercicio.
  • Mantenga un peso saludable.

Ícono de chequeoRealice sus exámenes preventivos.

Encuentre más información sobre este examen preventivo recomendado, y otros, en nuestras Recomendaciones de bienestar para adultos. Para ver detalles sobre su cobertura médica, inicie sesión en su cuenta en el portal protegido Blue Access for MembersSM o llame para hablar con un especialista en Servicio al Cliente al número que aparece en su tarjeta de asegurado.