Posiblemente considere que las enfermedades cardíacas afectan solo a los hombres, pero no hay nada más alejado de la realidad. Es la principal causa de muerte en los Estados Unidos, tanto en hombres como en mujeres.

Por suerte existen medidas que puede tomar para ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas. Y las medidas que tome para proteger su corazón también le harán sentir bien y le darán más energía. Ganan todos: usted y su corazón.

Corazón femenino, corazón masculino

Hay varias diferencias importantes en términos de género y enfermedades cardíacas Si bien muchos de los factores de riesgo son los mismos para hombres y mujeres, las mujeres tienen algunos factores de riesgo que los hombres no tienen. Además, el momento de aparición, el diagnóstico, los síntomas y el tratamiento pueden diferir entre hombres y mujeres.

Los corazones de los hombres y de las mujeres son diferentes en términos físicos. Los corazones de las mujeres por lo general son más pequeños, tienen membranas más delgadas que recubren la cámara y funcionan de manera diferente al reaccionar al estrés.

Algunos factores de riesgo que tienen las mujeres, pero no los hombres, incluyen problemas de salud como la endometriosis y la enfermedad de ovarios poliquísticos, que aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas.

Otra diferencia entre géneros es que en las mujeres aparecen más tarde. Antes de la menopausia, los estrógenos ayudan a proteger los corazones de las mujeres, por lo que las enfermedades cardíacas femeninas suelen aparecer unos 10 años después que en los varones.

Tanto hombres como mujeres suelen tener enfermedades cardíacas, cuando las arterias grandes cercanas al corazón se tapan. Pero en el caso de algunas mujeres, la enfermedad aparece en las arterias más pequeñas, lo que puede resultar más difícil de diagnosticar. Esta enfermedad puede ser en parte a causa de una reducción en el nivel de estrógenos después de la menopausia.

Hay un problema llamado "síndrome de corazón roto" que también afecta principalmente a las mujeres. Se produce cuando la mujer sufre un estrés emocional extremo y el músculo cardíaco falla por espacios breves. Los síntomas son como los de la insuficiencia cardíaca congestiva.

Los síntomas de enfermedades cardíacas y ataques cardíacos también suelen ser diferentes en hombres y en mujeres. Por ejemplo, es menos probable en las mujeres que en los hombres sentir dolor de pecho durante un ataque cardíaco. Y algunas mujeres no tienen síntomas evidentes de ataque cardíaco. Esto significa que las mujeres y los médicos en salas de emergencia deben estar más atentos a otros signos de un ataque cardíaco.

Es más probable en mujeres que en hombres no recibir los medicamentos correctos después de un ataque cardíaco. Y también tienen mayor probabilidad de sufrir otro ataque cardíaco al año siguiente.

Entonces, ¿qué puede hacer para protegerse?

Proteja su corazón

El primer paso para proteger el corazón de las mujeres es conocer los riesgos y síntomas específicos de las mujeres, además de aquellos que enfrentan tanto hombres como mujeres.

También hay elecciones en el estilo de vida y cambios que puede incorporar para reducir su riesgo. Al controlar los factores de riesgo y la presión arterial, el colesterol y la obesidad, las mujeres y los hombres pueden cuidar la salud de su corazón.

Controle su presión arterial al tomar ciertos medicamentos. Algunas mujeres que toman píldoras anticonceptivas tienen un aumento en su presión sanguínea. Para bajar su riesgo de ataque cardíaco o derrame cerebral, su profesional de atención médica debe hacerle una prueba de detección de hipertensión arterial antes de que empiece a tomar la píldora. Además, la presión sanguínea de algunas mujeres puede elevarse si toman hormonas. Todas las mujeres que toman píldoras anticonceptivas u otras hormonas deben medirse con frecuencia la presión arterial.

Realice ejercicio regular. El ejercicio fortalece su corazón y lo ayuda a controlar su colesterol, presión sanguínea y peso. No obstante, dos tercios de las mujeres no realizan actividad física regular.

Es importante que dedique por lo menos 150 minutos cada semana para hacer ejercicio aeróbico moderado, como una caminata rápida, andar en bicicleta o bailar. También debería realizar actividades de fortalecimiento muscular dos o más días por semana.

Si quiere bajar de peso, necesitará hacer más. Trate de hacer actividad aeróbica diaria entre 60 y 90 minutos. El sitio web de American Heart Association, Go Red for Women, tiene ideas e inspiración para que pueda continuar.

Elija alimentos saludables. Lo que come afecta su peso, presión arterial y niveles de colesterol. La buena noticia es que los pequeños cambian que hace hoy darán sus frutos en el tiempo.

Pruebe estas opciones:

  • Tenga una dieta con vegetales, frutas, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa.
  • Coma pescado por lo menos dos veces por semana. Limite las carnes grasas, la manteca y el queso, que son altos en grasas saturadas.
  • Cuídese del azúcar agregado, el sodio y las grasas trans (que se encuentra en el aceite vegetal parcialmente hidrogenado). Esto requiere leer las etiquetas de los alimentos y limitar los alimentos envasados y procesados.
  • Las mujeres que beben alcohol no deberían tomar más de un vaso por día. El alcohol en cantidad aumenta la presión sanguínea.

Si fuma, déjelo. Fumar daña los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Y el consumo de tabaco es una causa principal de enfermedades y discapacidad. El tabaco es la causa de enfermedad y muerte más prevenible. Si necesita ayuda para dejar de fumar, pida medicación a su profesional médico y piense en usar recursos como las líneas telefónicas para dejar de fumar y los grupos de ayuda.

Puede encontrar ayuda gratis en smokefree.gov/talk-to-an-expert. Puede encontrar una lista de recursos útiles en la guía de American Cancer Society en Cómo dejar de fumar tabaco y tabaco sin humo.

Controle su historial familiar. Averigüe si alguien en su familia ha tenido enfermedades cardíacas o factores de riesgo de enfermedades cardíacas. Puede usar el recurso My Family Health Portrait para organizar el historial de salud familiar.

Mayor concientización y estos consejos de estilo de vida pueden ayudar a que usted y su médico trabajen juntos para evitar la enfermedad cardíaca y los ataques cardíacos.

médico_atención_médicaHágase los estudios.

Si no se ha hecho estudios regulares de atención médica preventiva con su médico, comience hoy. Como asegurado de Blue Cross and Blue Shield, sus exámenes preventivos, incluidos los relacionados con la salud del corazón, como los controles de presión sanguínea y colesterol, tienen una cobertura del 100 por ciento como parte de sus beneficios.*