Los servicios de prevención y otros servicios médicos son diferentes. Pueden brindarse durante la consulta con el médico o en otras consultas.

Los servicios de prevención pueden incluir examen, control de la presión arterial o vacunas recomendadas. Según su seguro de gastos médicos específico, los servicios de prevención pueden estar incluidos sin un copago o deducible.

Otros tipos de servicios médicos incluyen controlar los síntomas y tratar la afección. El médico determina si los servicios que usted recibe se facturan como de prevención o médicos. Las reclamaciones se pagan sobre la base de lo que envía el consultorio del médico.

Los servicios preventivos y médicos se pueden facturar por separado, incluso si ambos tipos de servicio se proporcionan en la misma consulta.

Por ejemplo, si su médico le informa un problema de salud durante la consulta preventiva, puede facturar parte de la visita como preventiva y parte como médica. Los copagos y deducibles se aplicarían a los servicios médicos.

Si el médico dedica casi toda la consulta a problemas de salud en lugar de atención médica preventiva, puede facturarse toda la visita como médica. Se aplicarían copagos y deducibles.

Puede llamar a Servicio al Cliente al número gratuito que figura en su tarjeta de asegurado para saber cómo se aplican sus beneficios y obtener la lista más actualizada de servicios de prevención incluidos.