Llega el nuevo año. ¿Ya decidió cuáles serán sus resoluciones para el año que comienza? Si una de ellas es organizarse mejor, no pase por alto la organización de su información de salud.

Estar al tanto de cómo funcionan sus beneficios puede ayudarle a mantener un buen registro de su información importante, ahorrarle tiempo y dinero y facilitarle el acceso a la atención. Tomarse algo de tiempo para organizar su información ahora le facilitará las cosas por el resto del año.

Las siguientes son cinco medidas que puede tomar para reunir toda su información y tenerla organizada y lista para usar.

1. Analice sus beneficios

Es posible que los términos de su seguro de gastos médicos se hayan modificado desde el año pasado. Quizá eligió otra cobertura al momento de renovarla. O pudo haber modificado el monto que paga de su bolsillo. Es recomendable revisar sus beneficios para saber qué esperar al momento de requerir atención.

Empiece por revisar su copago, deducible, coseguro y gastos máximos de bolsillo. Puede encontrar la información específica de su cobertura en su cuenta de asegurado en línea en el portal protegido  Blue Access for MembersSM (BAMSM).

Copago: Su copago es el monto que paga por una visita a un consultorio médico. Es un monto separado de cualquier otro importe adicional que deba pagar. ¿Cuál es su copago? ¿Se modificó desde su último año de cobertura? Puede averiguar su copago en el portal protegido Blue Access for Members℠ (BAM℠). También figura en su tarjeta de asegurado. Si su tarjeta tiene dos números, significa que paga el monto más bajo para algunas visitas y el más alto para otras, según el tipo de profesional de la salud que consulte.

Deducible: Su deducible es el monto que paga antes de que su seguro médico empiece a pagar por su atención médica cubierta. Por ejemplo, si su deducible es de $1,000, su seguro médico no comienza a pagar algunos de los servicios hasta que usted haya pagado $1,000 de su bolsillo.

Coseguro: Muchas coberturas también tienen un monto de coseguro que empieza a correr una vez que alcanza su deducible. Lo verá expresado como un porcentaje, por ejemplo 70 por ciento/30 por ciento. Ese ejemplo significa que su seguro de gastos médicos paga el 70 por ciento y usted paga el 30 por ciento de los servicios cubiertos cuando acude a un profesional de la salud que sea parte de la red de su seguro de gastos médicos. Es posible que si acude a un profesional fuera de la red deba pagar más.

Gastos máx. de bolsillo: Sus gastos máximos de bolsillo son el monto máximo que deberá pagar en concepto de gastos durante el año de vigencia de la cobertura. Una vez que alcanza el máximo, su cobertura se hace cargo del 100 por ciento de las facturas por los cargos cubiertos. Por ejemplo, si se encuentra en tratamiento por una enfermedad o lesión, es posible que alcance su deducible antes de que termine el tratamiento. Si tiene coseguro, seguirá pagando algunas de las facturas hasta alcanzar su máximo de gastos de bolsillo. Luego de ello, su seguro médico pagará la totalidad de la factura.

Los montos de deducibles, copago y coseguro que pagó durante el año se contabilizan para su máximo de gastos de bolsillo. Importante: su máximo de gastos de bolsillo solo es válido hasta finalizar el año de vigencia de la cobertura. Vuelve a $0 el primer día del año de cobertura siguiente.

2. Revise su red

Si recibe servicios por fuera de la red de su seguro médico, puede resultarle más costoso. Así que antes de acudir al mismo médico o farmacia a los que solía acudir el año pasado, revise para estar seguro de que siguen siendo parte de su red. Esto es muy importante si no tuvo necesidad de recurrir a ellos por un tiempo prolongado. Nuestros contratos con los profesionales de la salud se renuevan en diferentes momentos. Si un profesional de la salud deja de formar parte de la red de su cobertura, o si usted pasa a otra cobertura, es recomendable saber cuáles son los profesionales de la salud que son parte de su cobertura.

Un buen recurso para consultar los profesionales de su red es nuestra herramienta Provider Finder®. Para usar nuestro directorio en línea Provider Finder, inicie sesión en el portal protegido BAM y vaya a la pestaña Médicos y hospitales.

3. Agréguenos a su lista de contactos

El número de teléfono del Servicio al Cliente de su cobertura figura en su tarjeta de asegurado, pero también puede agendar el número en su lista de contactos. Si no pueden encontrar la información que necesita en el portal protegido BAM, llámenos.

Si tiene algunos beneficios a través de otra aseguradora, como servicios de la vista o cobertura dental, recuerde tener también esa información a mano.

4. Confeccione un registro con su información de salud

También es recomendable tener toda su información de atención médica en un mismo lugar al que pueda acceder fácilmente:

  • Nombres y números de teléfono de los profesionales de la salud con los que suele atenderse, incluidos médicos, dentistas y farmacias
  • La información de su tarjeta de asegurado y las tarjetas de otras aseguradoras
  • Números de contacto en caso de emergencia
  • Un listado de sus medicamentos actuales, incluidos medicamentos de venta libre y suplementos
  • Detalles sobre la enfermedad que padece. ¿Usa lentes de contacto? ¿Tiene un marcapasos?¿Una enfermedad crónica como asma? ¿Una enfermedad grave como cáncer? Esos detalles pueden resultar necesarios si en algún momento necesita atención médica de emergencia.
  • Alergias conocidas
  • Cirugías u hospitalizaciones recientes, incluidas las que requirieron anestesia

5. Programe sus consultas médicas

Debe hacerse un chequeo una vez al año. Es  una consulta en la que su médico evalúa su estado de salud general. Programarlo en la misma época todos los años le ayuda a recordar que es momento de prepararse para su examen. Las agendas de los médicos se llenan rápidamente a principio de año, así que ¿por qué no programar su consulta ahora?

Si lo hace al comenzar el año, usted y su médico podrán planificar lo que deben hacer a lo largo del año para mejorar su salud. Y la mayoría de los chequeos anuales tienen cobertura sin costo para usted*, para que no deba preocuparse por el dinero justo después de los días feriados.

Tómese un tiempo ahora para conocer sus beneficios y organizar su información de salud. Es un beneficio que le durará todo el año.