Ya sea que los jóvenes comiencen su primer año de universidad, viajen al extranjero o empiecen un trabajo de 40 horas por semana, las listas de "tareas pendientes" parecen que nunca se reducen.

Pero no olvide agregar algo muy importante a su lista. Como padre de un adolescente, puede proteger activamente a su hijo con un recurso que a menudo se da por hecho: las vacunas. 

Muchos empleadores, escuelas y universidades de Estados Unidos requieren que los adolescentes tengan las vacunas al día antes de inscribirse o comenzar un nuevo trabajo. Una especialmente importante es la vacuna contra el meningococo.

El meningococo provoca una enfermedad bacteriana grave. Es peligroso, especialmente, para adolescentes y adultos jóvenes. La bacteria que provoca la enfermedad es Neisseria meningitidis

La bacteria puede causar meningitis, una infección que afecta el cerebro y la médula espinal. También puede infectar el torrente sanguíneo, una afección llamada meningococcemia. La infección puede provocar daño cerebral, pérdida de la audición, discapacidades de aprendizaje e incluso la muerte.

Uno de cada siete adolescentes y adultos jóvenes que contraen la enfermedad se muere.

En las escuelas de Texas, los estudiantes entre 12 y 16 años de edad deben tener una dosis de la vacuna contra el meningococo. El Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) sugiere que los adolescentes se vacunen menos de cinco años antes de comenzar la universidad. Este tiempo protegerá a los estudiantes durante los años universitarios, cuando están en mayor riesgo de exposición.

Para cumplir con el requisito de la vacuna contra el meningococo, los estudiantes deben vacunarse dentro de un período de cinco años antes de asistir a cualquier universidad en Texas (incluyendo a los estudiantes que viven fuera del campus).

El programa Care Van® de Caring for Children Foundation of Texas ayuda a que los adolescentes sin cobertura de seguro o en Medicaid reciban la vacuna contra el meningococo a través de la participación anual en la campaña Vaccinate Before You Graduate.

La campaña está orientada a adolescentes y adultos jóvenes que se están preparando para el próximo capítulo de su vida. Al trabajar en colaboración con varios distritos escolares, el programa Care Van puede administrar la vacuna sin cargo a los adolescentes elegibles antes de graduarse.

Proporcionar acceso a la vacuna contra el meningococo a adolescentes que irán a la universidad es una de las formas en que el programa Care Van ayuda a construir un futuro más saludable para Texas. Para conocer más detalles sobre el programa Care Van, visite carevan.org.